Panorámica de la sierra de gata

Un chino de Shangai que da unos masajes magníficos, un escritor inglés, un dramaturgo asturiano, una monja budista… La nómina de ciudadanos del mundo que han elegido Sierra de Gata para huir del mundanal ruido no se acaba nunca. Lugina y Antonio llegaron a Hoyos para abrir un restaurante y ahora llevan una casa rural. La monja budista Tenzi Yótika cumplió el mandato directo del Dalai Lama de abrir un monasterio en las faldas del monte Jálama.

El prestigioso dramaturgo José Manuel Corredoira ha encontrado en Gata el lugar ideal para desarrollar su escritura dramática contemporánea. El inglés Adams organiza desde Gata rutas de la Guerra de la Independencia y el vasco Jacinto abrió una casa rural en Cadalso para que sus clientes mediten, se busquen y se encuentren. Aunque mucho antes de que los budistas y los soñadores descubrieran Sierra de Gata, ya habían reparado en su paz y en su energía los franciscanos, que abrieron conventos en San Martín de Tevejo y en Robledillo.

Hoy les presentamos a otro buscador de la felicidad. Se llama Pedro Eizaguirre, nació en Donosti-San Sebastián en 1954 y, tras decidir alejarse del mundanal ruido y recorrer durante tres años España y el sur de Francia buscando el paraíso, conoció La Lalita, una aldea perfecta para la meditación situada en Acebo, descubrió que Sierra de Gata era el lugar ideal para vivir, compró un terreno con bosque de robles y restos arqueológicos entre Perales del Puerto y Cilleros y allí vive desde hace ocho años.

Su caso es muy común: ciudadanos del mundo que buscan un paraíso terrenal y lo encuentran en Gata. Por ejemplo, el francés Philippe, fundador de La Lalita, que lo halló en Acebo tras buscarlo en Ibiza y en otros lugares y llegar a las faldas del Jálama y dormir 48 horas seguidas. Por ejemplo, Paul y Nacho, que, viniendo de Portugal, recalaron en Hoyos una noche de lluvia y sintieron al instante la llamada de la Sierra de Gata. Más: el burgalés Carlos Li. Recorre África y América buscando y buscando. Llega a Perales del Puerto y encuentra. Compra una finca de tres hectáreas y se dedica a la meditación y a la vida autosuficiente con sus cabras y sus frutales. No quiere más.

Leer más en hoy.es

 

San Martín de trevejo


Situado en la falda del monte Jálama de la que bajan arroyos y ríos que son aprovechados para el riego de sus huertas y prados. Sus calles sinuosas y estrecha que arropan a los visitantes, por donde garabatea el agua durante todos los días del año, hacen que este municipio sea singular.

Sus gentes comparten con los pueblos vecinos (Valverde del Fresno y Eljas) una peculiaridad lingüística “A Fala”.

A Fala ha sido reconocida recientemente por la Unión Europea y por la Junta de Extremadura.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura aprobó mediante Decreto como Bien de Interés Cultural como peculiaridad lingüística.

Sus casas construidas en el arranque con muros de piedra, sus escalinatas de peldaños de granitos llamados popularmente (Poyos) para acceder a la vivienda, y las vigas de maderas o vuelos de la vivienda que sobresalen a la altura del primer piso en cuyos bordes se decoran con figuras de rostros humanos son características comunes en casi todas las construcciones; constan esta viviendas en su generalidad de tres plantas, la planta baja sirve de Bodega y para el ganado, la primera planta para la vivienda y la segunda planta para desván o almacén.

Leer más en sanmartindetrevejo.es

 

Palacio Marqués de Mirabel y acueducto de Plasencia

 

Plasencia está a una hora y media de Narayana. La ciudad es hoy en día uno de los destinos obligados para los viajeros que desean conocer Extremadura. La ciudad llegó a contar con Universidades, dependientes de los Dominicos y Jesuitas.

En 1901 la Reina Mª Cristina otorgó el título de LA MUY BENÉFICA, por el comportamiento humanitario con los soldados repatriados de la guerra de Cuba en 1898.

El carácter militar y la óptima situación estratégica unido al afán de reconquista del rey castellano propició el fortalecimiento de la ciudad a finales del siglo XII con la creación de la muralla y el reforzamiento con la barbacana, con 78 torres o cubos y la construcción del Alcázar (desaparecido ya en nuestros días).

También en este siglo comenzó la construcción de la Catedral Vieja así como la aparición de los primeros Palacios y casas señoriales de las que todavía quedan buena muestra de ellas.

Desde sus comienzos los caballeros placentinos participaron en numerosas batallas tales como la Batalla del Castillo del puente del Congosto, la de Alardos y las navas de Tolosa, así como en la toma de la ciudad de Baeza o la reconquista de la ciudad de Sevilla por Fernando III el Santo.

Celosa de su libertad perdida en 1442 en favor del Señorío de los Zúñigas, vivió las turbulencias de la época hasta recuperar su libertad en Octubre de 1488 en que Fernando el Católico, jura a las puertas de la catedral defender siempre la libertad y fueros placentinos.

Leer más en Plasencia.es

 

El reiki está al alcance de cualquiera, todo el mundo puede hacerlo y siempre es para bien

El Reiki, que en japonés significa ‘energía universal’, consiste en canalizar a través de las manos una poderosa fuente de vibración, que está fuera, hacia uno mismo o hacia otras personas para curar enfermedades físicas o sanar emociones. Además, cualquiera puede practicarlo o recibirlo, ya que no es un ‘don’ especial reservado a unos privilegiados, sino una técnica que se puede aprender.

 

 
Casa de reposo | Sierra de gata | Cáceres | Extremadura | Turismo rural

Casa de reposo Narayana

 

Narayana es una finca situada en el municipio de Valverde del Fresno (Sierra de gata). Intentamos llevar una vida saludable y respetuosa con la naturaleza. Para ello ponemos en práctica diferentes métodos a nuestro alcance: yoga y terapias alternativas, alimentación vegetariana, agricultura ecológica, energías renovables, cocina solar y bioconstrucción.
Aquí el entorno invita a relajarse y disfrutar de la naturaleza. Tumbarse en la hamaca al atardecer y ver pasar los abejarucos con sus piruetas aéreas y sus cantos, es uno de esos momentos mágicos en los que uno queda absorbido, así como las noches estrelladas, en las que la Vía Láctea resplandece haciendo honor a su nombre.
Son 50 hectáreas que incluyen diferentes parcelas de olivares, bosque, monte bajo y prados. La gran superficie arbolada, aparte de los olivares, la componen tres especies silvestres predominantes, la encina, el roble y el alcornoque, mezcladas entre sí. Otras especies que podemos encontrar son los fresnos, pinos piñoneros, eucaliptos, álamos, sauces, madroños, majuelos, higueras y frutales de plantación. En el monte bajo predominan la jara y la retama.
También hay dos charcas, una alimentada por los riachuelos que se forman con las lluvias y otra alimentada por un manantial.
En cuanto a la fauna, habitan gran variedad de especies representativas del bosque mediterráneo. Entre los mamíferos podemos ver la liebre, el conejo, el zorro, el tejón y el jabalí. La liebre quizá sea la más fácil de avistar durante el día. Suele saltar cuando estamos muy cerca de ella y corre velozmente hasta desaparecer. El zorro también se puede ver de día, sobre todo en las primeras y últimas horas. Respecto a las aves, la variedad es muy amplia y cambiante de una estación a otra. Los zorzales vienen desde el norte en gran cantidad a pasar el invierno. En primavera diferentes especies vienen desde el sur para anidar.
Todos los años por el mes de marzo viene una pareja de águilas calzadas que cría sus polluelos en un árbol de gran porte. La abubilla, el cuco, el chotacabras y el ruiseñor, entre otros, ponen la nota de sonido en narayana. Otro sonido característico es el de las ranas, que van animándose unas a otras hasta formar un gran coro. Los galápagos también habitan en la charca, son bastante asustadizos y se sumergen rápidamente, pero en ciertas épocas, cuando migran entre charcas y arroyos, se les puede ver campo a través.
La cocina de Narayana se abastece de su propia huerta ecológica en cuanto a toda la verdura y ciertas frutas. El tipo de cocina es vegetariana-marcrobiótica, incluyendo todo tipo de cereales y legumbres. Disponemos de cocinas solares y de leña, alternando su uso según la climatología. El pan, las mermeladas, la leche de soja, el tofu, el seitán y demás son de elaboración casera.
En temporada de recogida de setas se puede aprender “in situ” las diferentes variedades de setas que se dan en Narayana y degustar a posteriori (boletus, rebozuelo, macrolepiota, amanita del cesar, senderuelas, etc).
La zona está repleta de pistas forestales ideales para hacer excursiones en bicicleta. Se pueden elegir entre pistas semillanas, cercanas a la finca, y las más complejas en plena sierra de gata. El lugar tiene excepcionales lugares para visitar como el pueblo de San Martín de Trevejo o la falda de la montaña Jálama, la cual tiene uno de los mejores castañares de toda España. También está el pueblecito de Trevejo con sus impresionantes vistas sobre la sierra de Gata desde el castillo. Todos los pueblos tienen estupendas piscinas naturales de aguas cristalinas. Adentrándonos en la cercana Portugal podemos disfrutar justo en la frontera de una fenomenal balneario en Monfortinho, además de singulares pueblos como Sortelha y Monsanto.

 

aceite de oliva virgen extra

aceite de oliva virgen extra


Viejos molinos y modernas almazaras ecológicas salpican la cacereña sierra de Gata, un tesoro escondido junto a la raya portuguesa donde la apreciada manzanilla cacereña aún se recolecta a mano. Como la mayoría de la gente no conoce otros aceites que el de aliñar la ensalada y el de freír patatas, y tampoco hay mucha que sepa dónde está la sierra de Gata, hacer una ruta de oleoturismo por estas montañas del noroeste de Cáceres depara el gozo de hallarse prácticamente solo en mitad de un paisaje glorioso, viendo salir el sol tras los olivos que los nativos ordeñan con las puras manos, visitando una almazara hidráulica de origen medieval o catando un aceite ecológico que puede que en España aún no se valore demasiado, pero que en Estados Unidos se compra a precio de oro envasado en botellas de cerámica artística, como si fuese el de las lámparas del Santo Sepulcro.
Un buen lugar para empezar es Robledillo de Gata, porque es el pueblo más bello de la sierra y porque tiene un museo dedicado al oro líquido. Hasta cuatro molinos de aceite llegó a mover el río Árrago a su paso por Robledillo, señal de que antaño molía y pringaba pan bastante más gente que los actuales 185 vecinos. En el del Medio, rehabilitado como museo en 2004, puede verse la caudera por la que entraba la corriente y las tinajas en que se separaba por decantación el aceite del alpechín, pasando por la rueda de cazoletas, el alfarje con la piedra de moler y la prensa hidráulica donde la masa triturada se exprimía dos veces, una en frío y otra echándole agua hirviendo, lo cual saturaba el lóbrego recinto de un vapor oleoso que hacía absolutamente innecesario el uso de lubricante para las máquinas y de brillantina para el cabello. Por cierto que, pensando en los que cuidan su aspecto, la tienda del museo exhibe, junto a cientos de botellas doradas y lustrosos chorizos, un surtido de jabones, lociones hidratantes y antiarrugas a base de aceite de oliva de la sierra.

Leer más en elviajero.elpais.com

 

Casa de reposo Narayana | Turismo rural

Castañar de ojesto


La Sierra de Gata es el lugar idóneo para realizar pequeñas excursiones que resultan fascinantes para el viajero curioso que busca el encuentro con lo Natural, con el paisaje, con lo auténtico. Veamos alguna de ellas: Oriente y las Hurdes, Occidente y la fala, el castañar de ojesto, la pedanía de trevejo, la torre de la Almenara, la Cervigona embalse y caída de agua…, monsanto (En Portugal), Idanha a Velha (En Portugal), el Lince y el Parque Natural de Malcata.
Y más allá de la Sierra de gata: Alcántara, Ciudad Rodrigo, Coria, Parque Natural de monfragüe, Cáceres y Trujillo, Coimbra (en Portugal), y marvao (también en Portugal).

 

Leer más en turismosierradegata.com

 

Casa de reposo Narayana | Casa Rural

Garganta del infierno


Hoy hablamos de un pequeño parque natural al norte de Extremadura, en Cáceres por el ya conocido Valle del Jerte, nos encontramos con una maravilla de la naturaleza con el agua como protagonista.

Lo más atractivo de La Garganta del infierno sin duda son Los Pilones, un punto clave para el disfrute de nuestra vista y objetivo de fotógrafos profesionales que sacan el máximo rendimiento a las pozas naturales realizadas por la misma erosión del agua en el fondo rocoso del río. El tono claro de las rocas, y sus aguas cristalinas hacen que el conjuto del paisaje sea perfecto y un lugar idóneo donde darse un chapuzón, eso si en verano cuando la temperatura es la más idónea. La denominación que le dan los lugareños a las pozas anteriormente citadas, es la de “Las Marmitas de Gigante”.

 

Extraido de dondeviajar.net

 

Casa de reposo Narayana | Casa Rural

Casa de reposo Narayana


Casa de reposo Narayana ofrece unos precios inmejorables en el alquiler de su casa de madera tipo Finlandesa. Esta casa ofrece todo lo necesario para proporcionar al visitante una estancia agradable e inolvidable, en un entorno mágico y especial como es la Sierra de Gata.

 

Casa de reposo Narayana | Casa Rural

Cascada en un rio de la Sierra de Gata

Sierra de Gata es uno de esos rincones lleno de aspectos singulares que enriquecen a quien lo visita. Si situación en la frontera con Portugal y con la provincia de Salamanca no hace sino aumentar su patrimonio cultural; la mezcla de estas influencias hacen de todas las poblaciones de Sierra de Gata lugares con magia que perduran en el recuerdo.

 

Extraido de viajarporextremadura.com